Bienvenidos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos
Últimos temas
» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 9:13 am por Invitado

» Misery City • Afiliación {Normal}
Sáb Oct 29, 2011 2:09 am por Invitado

» regresando de la tierra de nunca jamas ( Joanne)
Mar Oct 25, 2011 11:16 pm por Thomas B. Harris

» Fragile Eternity [Normal]
Lun Oct 17, 2011 4:36 am por Invitado

» Buscando un poco de ¿cariño? (Alec)
Sáb Oct 15, 2011 3:52 pm por Scarlett A. McGarett

» {#} Nusquam :: FORO RECIÉN ABIERTO :: afiliación normal
Vie Oct 14, 2011 1:53 pm por Invitado

» Please, Obliviate {#} 2.0 { Harry Potter RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Vie Oct 14, 2011 11:23 am por Invitado

» Buenos dias mi pequeña (Bethany)
Vie Oct 14, 2011 10:07 am por Scarlett A. McGarett

» City of Lost Souls {Cazadores de Sombras RPG}¡¡Personajes de la saga DISPONIBLES!![Afiliación Normal]
Jue Oct 13, 2011 4:45 pm por Invitado

Navegación
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Miér Sep 02, 2015 1:03 am.
Ambientación
Nos encontramos en ciudad de Londres, verano del año 2011. Los días son raramente calurosos, y el clima puede variar de despejado a lluvioso en cosa de minutos. La temperatura media es de 18ºC, la máxima puede alcanzar los 33ºC y la mínima 14ºC.
Premios
Compañeros
AnarchiePhotobucketPhotobucket
Copyright
Gráficos, trama y personajes, son propiedad de London Hospital, cualquier copia , por mínima que sea, será reportada a Foroactivo. Agradecemos a las siguientes páginas que ayudaron a la construcción de este foro: Weheartit, Tumblr, Google. Sé original, evita la copia.

De visita [Parker]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De visita [Parker]

Mensaje por Anastacia H. Sttorm el Jue Sep 15, 2011 10:52 am

-Muchas Gracias-finalizó la rubia, antes de colgar la llamada. Y estuvo a punto de gritar por la alegría de haber conseguido a alguien que se encargará del negocio mientras ella terminaba la residencia. Estaba aliviada. Muy aliviada. Se sentía feliz y con las energías recuperadas. Eso era bueno. Observó el reloj de su muñeca y se dio cuenta que su turno había terminado, ya podría irse, pero como todos los días, decidió ir a visitar a la Sra. Huntzberger. Una paciente hospedada en el área de neurología, donde Ana hacía su residencia. Se había encariñado con ella, era una mujer muy dulce y la habían mandado a atenderla varias veces. Y a veces, le disgustaba que no hubiera cura para su enfermedad. Solía pasarle a menudo con pacientes de ese tipo y siempre, al final, terminaba deprimida. Pero ese día no terminaría así, por que estaba feliz. La sonrisa en sus labios podía demostrarselo a cualquiera.

Tomó el elevador, ya que estaba en la recepción del hospital entregando un papeleo y marcó en dirección a la tercera planta. Mientras esperaba a que él lento ascensor subiera, comenzó a tatarear una de sus canciones favoritas. Here comes the sun, de los Beatles. Cuando se abrieron las puertas en la tercera planta, salió y buscó la habitación donde se hallaba Grace. Así se llamaba la mujer a la que visitaría. Cuando encontró la habitación, compusó su mejor sonrisa, dio un largo suspiro y entró-¿Grace?-preguntó mientras entraba con cautela. No había nadie más que ella, pero estaba dormida. Sonrió al verla tan tranquila. Y deseó que todos los pacientes pudieran encontrar esa tranquilidad tan seguido.

Tocó su muñeca, apretando suavemente, comprobando las pulsaciones. Regulares, nada fuera de lo normal. Tomó el estetoscopio que se encontraba sobre la mesilla de noche al lado de la cama de la paciente y se dedicó unos segundos a escuchar los latidos del corazón. Todo bien. Y sonrió. Quizás la razón por la cual se había encariñado tanto con aquella dulce señora era por que Anastacia nunca había tenido a alguien como ella en su vida. Su madre era una, regalada, por decirlo de alguna forma que había pasado por todas las sucias manos masculinas del pueblo y su padre simplemente era un hijo de su madre, un desgraciado y un degenerado que no pensaba más que en él.

Entonces, se dio cuenta de que le hacía falta suero a Grace, ya que esa semana, la mujer se había negado a comer lo que le daban. Suspiró y escuchó como tocaban la puerta. Supusó que sería le enfermera, así que caminó hasta la puerta, pero antes de que pudiera si quiera tocar la manilla, la puerta se abrió dandole un buen golpe en la cabeza. No había tocado la manilla, pero estaba lo suficientemente cerca para sentir todo el dolor acomulandose en su cabeza-¡Oh, Dios!-exclamó retrocediendo un par de pasos y colocando una mano en su frente, casi por instinto, mientras cerraba los ojos, arrugando tiernamente la nariz, como solía hacer cuando algo no le gustaba. Abrió los ojos y observó al chico que le había dado con la puerta. No lo reconoció. Pero en esos momentos, fué lo que menos le importó. Sentía como el mundo se le venía abajo con aquél dolor-Quisiera que me explicaras, ¿Para que tocas la puerta si igual vas a entrar de esa forma?-preguntó cerrando los ojos de nuevo, y apoyando una de sus manos en la camilla de Grace.

avatar
Anastacia H. Sttorm
RE
RE

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Parker L. Vaughan el Jue Sep 15, 2011 11:46 am

Mierda. Habían estado a punto de descubrirlo aquella mañana. Era verdad que Parker podía ser bastante extrovertido en ocasiones, que no tenia miedo de entablar conversaciones con personas que no conocía y que tenia esa especial habilidad de ser encantador y completamente cortes. Pero también habían cosas que las personas no sabían de el. Como por ejemplo que gran parte de sus ingresos venia de hacer algo que simplemente era ilegal. Parker era asombrosamente inteligente, quizás mucho mas por sobre la medida de una persona normal, por eso mismo el cobraba para realizar ensayos para los estudiantes de Derecho, cobraba por ir a dar los exámenes de ingreso a la universidad por chicos que se pasaban gran parte de sus años secundarios levantando las faldas de las porristas en vez de ponerse realmente a estudiar. Y aquella mañana mientras se hacia pasar por: Lucas Sloan, casi lo habían descubierto. Había logrado escapar, pero no estaba tan seguro que pudiera seguir haciendo lo mismo por mucho tiempo, los que tomaban los exámenes ya lo estaban empezando a reconocer.

¿Y entonces porque Parker era un simple vendedor en una librería? Porque se le daba la gana. Porque no quería pasarse toda su vida estudiando algo para luego descubrir que lo hacia sentir patético y miserable, porque le gustaba su vida. Le gustaba el dinero fácil, le gustaba llegar a casa a no hacer nada y a ver repeticiones de programas infantiles mientras tomaba una cerveza y se llenaba de comida chatarra. Ni siquiera quería imaginarse su vida como estudiante de derecho o de medicina, seguramente no tendría vida, no tendría chicas con las acostarse cuando se le diera la gana cuando también lo quisiera. No. El no servia para andar respetando reglas, plazos de entregas y para pasarse toda la noche estudiando, aunque estaba seguro que no lo hubiera necesitado de todas formas, porque a Parker todo se le hacia extremadamente fácil.

El muchacho saludo con un gesto divertido como si saludara a un cadete de la marina o algo así, a la enfermera que estaba aquella tarde en la isla central de las enfermeras, ni siquiera tenia que pedir permiso para ingresar. Parker ya parecía ser uno mas de la casa, y es que siempre se daba todo el tiempo necesario para visitar a su abuela, todos los días, aunque en ocasiones le fuera imposible, lo hacia de todas maneras. Porque esa mujer lo había criado, porque esa mujer era su vida y el no la abandonaría así como así.

Parker toco la puerta de esa manera graciosa que su abuela reconocía inmediatamente, claramente no espero que ella fuera abrir porque la mayoría del tiempo o su abuela estaba en la cama o sentada en el hermoso sofá que el mismo había hecho llevar para que pudiera sentarse a apreciar la vista desde su ventana. Pero con lo que no esperaba encontrarse era con esa sorpresa, puso rostro de horror cuando se dio cuenta de que al abrir la puerta el mismo había golpeado a una chica, que tenia pinta de ser doctora.-Lo siento…lo siento-intento disculparse cerrando la puerta detrás de el, observándola con una ceja alzada, casi ofendido por la naturaleza de su pregunta-Si toco es de pura cortesía, como podrás ver, mi abuela no se levantara a abrirme-dijo de manera sarcástica, mientras que con una mano guiaba a la muchacha para que se sentara en el sofá-¿Estas bien?-pregunto un segundo mas tarde observándola.
avatar
Parker L. Vaughan
C
C

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 14/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Anastacia H. Sttorm el Jue Sep 15, 2011 12:20 pm

Lo cierto era que Anastacia nunca había sido una niña, asdolecente o mujer que se golpeará continuamente o enfermera casi todos los días. Por eso, era inexperta en el dolor físico que una persona puede sentir. Y ahí estaba, con una mano tapando su frente, sintiendo como su cerebro parecía querer explotar de un momento a otro. Solo a ella. Estaba segura que eso solo le pasaba a ella. Escuchó la disculpa del chico y aunque no dijo nada, se dio cuenta que él no tenía la culpa. O bueno, sí la tenía, pero parcialmente ella también tenía su parte de culpa por no haber constestado al llamado indicando que había alguien del otro lado de la puerta. Su respuesta a la pregunta que le hizo, la desconcertó-Entonces, sí sabes que no va a abrir, ¿Por que no entras y ya?-preguntó masajeando su frente suavemente, antes de sentir como el chico la guiaba con una mano al sofá. En realidad, no le importaba por que tocaba o no, eso le era irrelevante, pero necesitaba distraerse de la muy segura jaqueca que tendría.

-Considerando el hecho de que, seguramente, mi frente va a estar adornada por un lindo chichón, ¿Como crees que estoy?-comentó sentandose en el sofá y alzando la mirada para ver al chico. Suspiró. No iba a pagar su enojo con él, aunque él había sido el culpable del enojo y con él debía pagarlo, pero había sido un accidente y ella lo sabía. Se mordió el labio ligeramente, antes de asentir, aún con la mano en su cabeza-Sí, estoy bien. No te preocupes, no importa-expresó apoyando su brazo en su rodilla y posando su cabeza entre sus manos, esperando que el dolor se le pasará. Tardaría, pero por lo menos tenía el alivio de haber salido del turno por lo que no tendría que soportar el dolor de cabeza atendiendo pacientes con otros tipos de dolores. Se mordia la lengua cada vez que sentía las ligeras punzadas en su cabeza, contrarestando el dolor con dolor, algo típicamente humano.

Alzó la mirada una vez más, clavandola en el nieto de Grace y bajó la mano de su cabeza, lentamente, algo nerviosa. Comenzó a morderse el labio interior, hasta que se decidió preguntar-Y dime, ¿Se nota mucho?-preguntó refiriendose al golpe. En las habitaciones no había espejos y aunque los hubiera, Ana estaba aun adolorida como para poder coordinar sus pasos. A pesar de que el dolor seguía allí, quizás un poco más leve, el enojo había desaparecido y ya no estaba enojada. Había asumido que se había golpeado y que no era el fin del mundo, había recordado que ese día estaba feliz y ahora sonreía, aunque su sonrisa parecía completamente demente, teniendo en cuenta que aún no había recuperado del todo sus sentidos y por lo tanto, los movimientos de estos. Por eso, al imaginarse la sonrisa, la borró rápidamente de su cara.

Observó a Grace que seguía durmiendo como si nada hubiera pasado. Quizás, no habían hecho tanto ruido, pero gracias a lo aturdida que había quedado, no estaba segura-Tu abuela se encuentra estable. Pulsaciones regulares y el suero la está alimentando, ya que no quizo comer en la semana...¿Tus instintos de cortesía vienen desde niño?-preguntó al sentir una nueva punzada. ¡Vamos! Que ser golpeada por una puerta en todo el rostro no era fácil-Bueno, ya lo siento-comentó refiriendose a sus comentarios-Yo me voy-comentó, se levantó y casi enseguida volvió a quedar sentada gracias a su pequeña jaqueca-O, me puedes soportar un rato-expresó alzando la mirada y esperando alguna respuesta.
avatar
Anastacia H. Sttorm
RE
RE

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Parker L. Vaughan el Jue Sep 15, 2011 12:49 pm

Y que diablos te importa a ti. Eso fue lo primero que cruzo la mente de Parker cuando escucho nuevamente la pregunta de la chica, Soltó un bufido porque el no le daba explicaciones a absolutamente a nadie. Desde pequeño se había convertido en un tipo independiente que solo le rendía cuentas a su abuela. Y la chica que se quejaba del golpe claramente no parecía su abuela, porque ella estaba durmiendo placidamente en la cama que estaba un par de centímetros alejados de donde se encontraban ellos ahora mismo-¿En serio todavía estamos hablando del porque o no golpee?-pregunto de manera irónica alzando una ceja, como si aquello fuera la cosa mas ridícula del mundo. Y la era, porque diablos, eso no era lo importante ahora mismo. Y si tocaba era solo para hacerle saber que era justamente el quien estaba tocando y no una enfermera o doctor o lo que fuera. Por eso mismo tocaba de la manera especial en que lo hacia, de esa manera secreta que habían ideado con su abuela en una de las muchas tardes de aburrimiento que habían pasado en aquel hospital. Especialmente cuando llovía, lo que era bastante seguido en Londres, porque el resto del tiempo Parker la sacaba a pasear por los jardines empujando su silla de ruedas y escuchando lo que fuera que su abuela quisiera contarle en aquel momento.

-Parece que estas de excelente humor ¿no?-volvió a agregar Parker de manera irónica al escucharla contestarla de aquella manera increíblemente sarcástica a su pregunta que había siso sincera. No había sido su intención golpearla, eso estaba mas que claro. Aunque no pudo evitar lanzar una sonrisa de esas encantadoras. Le gustaba la chica, por lo menos parecía aguerrida y de esas contestadotas que parecían fierecillas en celo. Negó rápidamente con la cabeza al pensar en aquello, no sabía que diablos estaba pensando. Soltó un bufido, viendo que la chica no iba a aceptar ninguna de su ayuda y se fue a observar a su abuela. Escuchando todas las indicaciones de la muchacha, mientras el acariciaba suavemente uno de sus mechones grises, siempre con el cuidado de no despertarla. Le gustaba verla de aquella manera, tan serena, como si ningún problema la rodeara, y Parker se esmeraba en que ella no se diera cuenta de todas las cosas que el hacia por mantenerla a salvo y segura en aquel lugar.

Parker giro rápidamente cuando escucho la pregunta de la muchacha. Vio el moretón negro en su frente, y abrió los ojos quizás mas exageradamente de lo normal, pero se volvió a recomponer rápidamente-Nahh…estas perfecta-mintió descarada y convincentemente, mientras volvía a sonreír de la manera encantadora de siempre. La chica parecía ser joven, bastante joven para ser la encargada de su abuela y de una enfermedad tan seria como la que ella representaba, pero también parecía saber lo que estaba diciendo y eso lo dejo mucho mas tranquilo. En el fondo Parker sabía que en aquel hospital estaría en manos de los mejores especialistas y que siempre harían lo necesario para mantener a la única integrante de su familia viva y segura. Si, porque Parker ya no contaba a su padre como parte de su familia.

-Claro criado con una alemana no podría ser de otra forma-contesto también de manera pesada. Vale, si tanto estaba enojada con el ¿Por qué no se iba de una maldita vez? Parker se giro hacia ella mientras arrugaba el espacio entre sus cejas-Ya he dicho que lo siento, tu eres la maldita medico, yo no puedo hacer nada mas-agrego susurrando entre dientes. Había tenido un día de mierda y no quería empeorarlo.-Puedes quedarte…este no es mi maldito hospital-susurro lo ultimo mas para si mismo que para ella. Parker dejo la flor que traía en sus manos sobre la mesa de su abuela, antes de sentarse en la ventana, observando hacia afuera a través de los vidrios perfectamente limpios. Comúnmente cuando su abuela estaba durmiendo el se iba a visitar a Cassie o a Clara a o comer algo, pero podía quedarse ahí ahora…igual se sentía algo culpable por la chica.
avatar
Parker L. Vaughan
C
C

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 14/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Anastacia H. Sttorm el Jue Sep 15, 2011 1:29 pm

Escuchó su pregunta y asintió, contestandola, más no dijo nada más. Lo tomó como una pregunta capciosa por el simple hecho de no querer contestar. Bufó y volvió a cerrar sus azulados orbes, contando hasta diez. Cuando terminó, se dio cuenta de que eso era una total farsa eso de que lograba calmar a alguien, por eso decidió que no se lo aconsejaría a ningún paciente cuando terminará la residencia. Alzó la mirada al escuchar su sacarmos y enarcó una ceja, fulminandolo con la mirada-¡Oh! ¿Como adivinaste? ¿Por mi gran sonrisa o por mis saltitos infantiles? ¡Sí hoy es el mejor día de mi vida!-comentó, con el mismo tono que había utilizado ella en su pregunta y el tono que él había utilizado en su respuesta. Aún así, cuando observó la sonrisa del chico, se le contagió, por lo que sonrió casi imperceptiblemente. Debía admitir que el chico tenía una sonrisa bonita. Dejo de pensar en eso cuando lo observó caminar hasta la camilla y observar a su abuela. Fué cuando la nostalgia llegó a ella.

La punzada de su cabeza se fué directo a su estomágo. Hubiese dado lo que fuera por tener a alguien así en su vida. Pero, ¿A quién? Sus padres no servían como lo que eran y el único amigo sincero que había tenido lo dejó sin despedirse cuando cumplió los 18 años. Y ahora que veía a Grace, aunque fuera dormida, con su nieto, estaba cada vez más segura de que esa señora se había ganado un espacio en su corazón. Volvió a la realidad al escuchar la respuesta de él y su reacción. Abrió ampliamente los ojos y se mordió el labio, insistentemente, tanto que si no hubiese parado a los pocos segundos, seguro empezaría a sangrar-No te creo. ¿Es muy grande?-preguntó. Si recordaba bien, no tendría problemas por el golpe si no perdía la consciencia o si no tenía algún traumatismo en las próximas horas. Por ahora, estaba mareada, pero sabía que no se iba a desmayar y se consideraba loca desde que era una niña, así que por eso no debía preocuparse.

Escuchó su respuesta y se encogió de hombros, para luego escuchar cada uno de sus susurros. Había quedado en que no la iba a pagar con él y lo estaba haciendo. No estaba bien-Bueno, bueno, está bien. Disculpa si fuí grosera, pero no estoy acostumbrada a que me golpeen con una puerta. Sabes soy más del tipo de golpear con ventanas-comentó en un ligero y vano intento de suavizar el ambiente, clavando una vez más su mirada en él y sonriendo de lado como una niña inocente que no hace nada, aunque la imágen se daño cuando arrugó su nariz en ese gesto de disgusto al sentir otra pequeña punzada. Se llevó una mano a la cabeza y observó el armario, para luego volver la mirada al chico-¿Te molestaría pasarme la bolsa de hielo que está en el dispensador del armario?-preguntó, donde sabía, solían guardar los medicamentos, sueros y demás. Una pequeña nevera blanca en todo el medio del armario. No podía equivocarse.

-Iría yo, pero ya sabes, me gusta convalecerme para que los demás hagan las cosas por mi, ¡Toda una perezosa!-comentó en un ligero tono divertido, pero notó que quizás, podía ofenderlo más con ese comentario-Hey, sin onfender. No he recuperado los sentidos al completo-comentó dedicandole, está vez, una sonrisa completa y sincera, intentando demostrar así que no quería seguir discutiendo. Cerró los ojos y recostó su cabeza en el respaldar del sillón, con la mano aún en su frente-Tienes buena mano, ¿Has considerado ser boxeador?-preguntó curiosa, aunque realmente no la había golpeado él o su mano, sino la puerta, pero había sido su fuerza la que había utilizado. Y sí, era una suposición estúpida, pero necesitaba distraerse pensando en otra cosa que no fuera el dolor.
avatar
Anastacia H. Sttorm
RE
RE

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Parker L. Vaughan el Jue Sep 15, 2011 6:16 pm

La chica podía ser guapa, pero se estaba volviendo rápidamente insoportable en la mente de Parker. No hizo ni dijo nada, ni siquiera giro la cabeza hacia ella en señal de que estaba prestándole atención, aun seguía sentado en el marco de la ventana observando los jardines en donde algunos enfermos paseaban con sus cuidadores o con los familiares. Parker no era así siempre, más bien en pocas ocasiones solía ser sarcástico y antipático, pero lo era cuando lo buscaban. Y ella lo estaba buscando, además de todo lo que le había pasado en todo el día, simplemente lo tenían de pésimo humor. Suponía que siempre visitar a su abuela lo relajaba un poco mas, lo hacia sentirse nuevamente en casa, pero en esta ocasión había sido todo lo contrario. Parecía que los problemas y aflicciones no dejaban de rondar en su cabeza, que todo estaba peor que antes…incluso había pasado por su cabeza llamar por fin a su padre…pero no, eso siempre se le ocurría cuando necesitaba soluciones extremas, y este no era el caso.

-No lo es…además, en ti ni siquiera un moretón como ese podría verse mal-Había girado la cabeza al escuchar su nueva pregunta. Lo mejor era cambiar de mentalidad instantáneamente, y claro con eso vino aquella clase de cumplido realmente extraño. Parker intento sonreír y lo logro con éxito, y es que sonreír era una de las mejores cosas que el sabia hacer. Soltó un suspiro mientras sonreía de medio lado. De verdad sentía haberla golpeado de aquella manera, porque la chica no parecía tener mucha tolerancia al dolor, llevaba quejándose minutos de un golpe que para cualquier otra persona hubiera sido normal y no tan doloroso como parecía serlo para ella. Pero suponía que era obvio, a los doctores no les gustaba el dolor. O eso había escuchado el por ahí.

Se puso de pie para ir en busca del hielo como todo un buen caballero y también porque sabia en el fondo que había tenido algo de culpa en el golpe o mas bien gran parte de la culpa, aunque lo había hecho sin querer. Pero cuando estuvo rebuscando entre la nevera pequeña llena de médicamente y saco una pequeña bolsa con agua congelada dentro, no pudo hacer nada mas que cerrar los ojos e intentar calmarse. Eso había sonado peligrosamente como si el mismo la hubiera golpeado-¿Quieres el hielo o no?-la amenazo quedándose frente a ella, ladeando la cabeza levemente. Soltó un resoplido mientras movía la bolsa ligeramente por sus manos como para que entrara levemente en calor. Parker se agacho quedando en cuclillas frente a aquel sofá, para quedar a la altura de la muchacha. Movió con suavidad uno de los mechones rubios de la muchacha para poner ligeramente el hielo sobre su frente, justo en donde se estaba formando el moretón-Esta helado-susurro el chico, hizo una mueca cuando ella se quejo en el momento en que la bolsa toco su piel.

-Supongo que no te desmayaras con la sangre ¿no?-pregunto intentando buscarle conversación mientras la observaba a los ojos y movía ligeramente la bolsa para que esta no le quemara la piel producto de lo helada que se encontraba. Sonrío de manera encantadora, alzando una ceja en un gesto típico de Parker, ese cuando estaba intentando ser divertido y distender el ambiente-Porque ahí terminarías por ser le peor medico que he conocido-termino por agregar con tono jocoso observando la mirada celeste de la muchacha. Lanzo una ligera sonrisita negando con la cabeza de manera divertida.
avatar
Parker L. Vaughan
C
C

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 14/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Anastacia H. Sttorm el Jue Sep 15, 2011 7:21 pm

Cuando él dejó de hablarle, supó que había descargado su disgusto en él algo que había querido evitar. Y estaba siendo egoísta, ya que se notaba de lejos que el chico no había pasado un buen día. Estaba pensando solo en ella y en su dichoso dolor, sin pensar que el chico realmente lo sentía y eso estaba mal. Así eran sus padres, egoístas y ella, que había pasado su vida esforzandose por ser la hija de los Sttorm diferente, la que no era una basura, se estaba comportando similar. Suspiró e iba a decir algo, pero antes de poder hacerlo él habló. Su ¿cumplido? la hizo sonreír y de cierta forma sintió sus mejillas encenderse en leve sonrojo. Volvió su mirada a la ventana y asintió-Gracias...creo-agradeció volviendo su mirada a él, cuando estuvo segura de que su sonrojo había pasado. No estaba acostumbrada a los cumplidos, ni nada parecido. Pocas veces alguien le decía algo bonito, y aunque había sido un cumplido algo extraño, lo había tomado como tal.

Observó como se levantó a buscar el hielo y cuando escuchó sus palabras, sonrió irónica. Sabía que sus palabras le molestarían, aún teniendo pocos minutos de haberle conocido. Pero, Anastacia pocas veces pensaba antes de hablar lo que producía que la chica pocas veces asimilara las palabras como era debido. Estuvo tentada a decirle que no, pero la jaqueca que tendría la hizo retroceder y asentir-Sí, por favor-comentó en casi un murmullo, sabiendo que la había escuchado perfectamente. La habitación era demasiado tranquila y silenciosa como para escuchar cualquier sonido, por mínimo que fuera. Lo observó acercarse al sillón y ponerse a su altura, lo que provocó que Ana se sintiera como una niña que corría en cualquier dirección sin mirar por donde y terminaba golpeandose con el tronco de un árbol.

Escuchó su susurró que la hizo considerar que quizás era mejor quedarse sin el hielo, pero no tuvó tiempo de hablar antes de que él posará la bolsa en su frente, provocando una mueca silenciosa en ella, lo que se traduce a los labios fruncidos, la nariz tiernamente arrugada y los ojos cerrados, quizás, con más fuerza de la que debía. Sí, toda una niña pequeña. Y era irónico. Era una residente a punto de terminar sus años de estudio y le temía al dolor. Ir a un consultorio siendo ella la paciente no le gustaba, nunca lo había hecho. Desde que era una niña había detestado ir al doctor. Su madre sufría para hacerla ir a la consulta y una vez en ella, Anastacia llegaba al punto de no cooperar, haciendo la consulta mucho más larga de lo que debería.

Abrió nuevamente los ojos, al sentir como el dolor comenzaba a disminuir lentamente gracias al contraste con el frío hielo y eso le agradó. Una sonrisa ladina apareció en su rostro, pero se borró al instante de escuchar las palabras del chico. Abrió los ojos y buscó con la mirada algún signo de sangre en ella, pero no encontró nada-¿Estoy sangrando?-preguntó mordiendo su labio nerviosa. No, no se desmayaba con la sangre. Por lo menos no con la que no perteneciera a ella, pero considerando que las pocas veces que Ana se había herido lo suficiente como para sangrar, había perdido los nervios, entonces lo más probable es que en esos momentos fuera igual. Por que eso era lo que había entendido de sus palabras, que estaba sangrando. Pero al ver como su sonrisa se extendía en su rostro, fulminó al chico con la mirada por un momento, sin poder evitarlo. Aunque, su sonrisa volvió a contagiarsele y ella también sonrió.

-No. No suelo desmayarme con la sangre y para tú información, soy una gran médico, fuera de modestias, claro-comentó sonriendo con un ligero aire de grandeza, falso y exagerado, en son de broma. Le faltaba mucho para ser una gran médico y estaba consciente de ello. Subió su mano hasta la bolsa de hielo y la tomó-No tienes por que hacerlo. Puedo mover la bolsa yo, tranquilo-comentó con dulzura, demostrandole de esa manera que no lo despreciaba, pero tampoco le gustaba depender de alguien para hacer lo que ella podía hacer sola.
avatar
Anastacia H. Sttorm
RE
RE

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Parker L. Vaughan el Jue Sep 15, 2011 8:47 pm

-No, no estás sangrando-contesto como si estuviera tratando de reconfortar a una niña pequeña, justamente como ella se estaba comportando. Arrugando la nariz de la manera encantadora en que lo estaba haciendo y apretando los ojos como si se tratara de la peor herida del siglo. Parker estaba sospechando fuertemente que estaba exagerando más de lo común, aunque un minuto después aquella idea abandono rápidamente su mente. No, ella no se veía como la clase de chica que quería parecer débil e indefensa frente a un chico para llamar su atención. Parker, soltó la bolsita asintiendo con la cabeza, mientras volvía a caminar hasta el lugar en donde había estado minutos antes. Su mirada se desvió levemente hacia su abuela, que continuaba durmiendo con la misma tranquilidad de siempre. Le encanta verla de aquella manera y eso era lo único que Parker quería conseguir, verla así de tranquila y relajada.

Su mirada celeste se pego en el vidrio observando los jardines. No le gustaba estar mucho tiempo en silencio, se sentía incomodo y es que él era una de esas personas que necesitaba estar en constante movimiento, que necesitaba hablar todo el tiempo como para sentirse en su ambiente.-Aún no me has dicho tu nombre…-dijo de pronto girando la cabeza hacia ella, mirándola con una sonrisa de medio lado, como si el ya hubiera hecho la pregunta y ella simplemente se hubiera negado a responder. Arrugo el espacio entre sus cejas de manera divertida como si intentara adivinar cómo se llamaba, aunque estaba bastante lejos de adivinarlo porque era pésimo para cosas como aquellas.

-Tengo que saber cómo se llama la medico tratante de mi Oma-dijo pronunciando la manera cariñosa en que llamaba a su abuela, la palabra era Alemana y su abuela se la habían enseñado desde muy pequeño. No quedaba duda y se podía ver a kilómetros de distancia que entre sus abuela y el, existía una relación cercana, una relación más que cercana la verdad de las cosas. Eran inseparables y a Parker le rompía el corazón verla en ocasiones de la manera en que se despertaba, asustaba porque no recordaba ni su propio nombre, asustada llamando a voz alzada a su abuelo a pesar de que este había muerto ya hace mucho tiempo atrás.

-¿Crees que estará bien?-pregunto después de unos segundos de silencio. Su mirada aun continuaba pegada en la silueta de la mujer que dormía tranquila, aunque rápidamente su mirada se pego en la muchacha que continuaba con la bolsa sobre su frente, en una imagen que parecía bastante graciosa, por lo menos para Parker que encontraba todo divertido y que sonreía por la cosa más absurda que se pusiera sobre sus ojos.-Se está viendo mejor-agrego sin darle tiempo a la muchacha a responder estirando una de sus manos para indicar su frente que parecía mucho mas deshinchada.
avatar
Parker L. Vaughan
C
C

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 14/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Anastacia H. Sttorm el Vie Sep 16, 2011 6:40 am

Suspiró, asintiendo ante su respuesta y sintió como el hielo hacía su trabajo. Debía considerar revirsarse lo que llaman el umbral del dolor. Al parecer era sensible a el. Sonrió levemente cuando él soltó la bolsita y volvió a asentir-Gracias-comentó, ya que cualquier otra persona, seguramente no la hubiese soportado y es que Ana sabía muy bien que cuando algo le pasaba, se volvía insoportable. Comenzó a mover la bolsita con cuidado, sintiendo como el dolor terminaba de irse y eso era bueno. Cuando llegará a casa buscaría alguna crema que le ayudará con el golpe y ya no le quedaba más que lucir su nuevo estilo, el último grito de la moda en los hospitales de Paris; un golpe en la cabeza. Escuchó las palabras del chico y volvió a él su azulada mirada, enarcando una ceja, sin dejar de mover la bolsa.

-Tú tampoco me has dicho el tuyo-comentó sonriendo para luego observar como el chico fruncia la frente, en un intento de adivinar quién sabe que, lo más probable era que intentaba adivinar su nombre. Se notaba que era un chico joven, menor que ella, pero no tanto. Y Ana se sintió mal al pensar que una persona tan importante para él como lo era Grace, por que se notaba, estuviera en ese estado, pasando por aquella enfermedad que estresaba a más de uno. Escuchó sus palabras y volvió a enarcar una ceja, irónica-Y yo debería saber el nombre de su nieto-comentó con un falso tono de reproche, pero al final sonrió. Iba a decir su nombre cuando él comenzó a hablar nuevamente.

¿Crees que estará bien?
Un golpe directo al estomágo de Ana. Se suponía que a ella no le tocaba decir eso, se suponía que le tocaba a Joanne. Y ahí estaba, Anastacia al punto de responder una pregunta que no sabía responder-Bueno, cielo, ella está muy estable. En estos momentos se encuentra bien y podría estar asi mucho tiempo, pero sabes que la enfermedad de tu abuela, pues, no hay mucho que la medicina pueda hacer-explicó casi arrastrando las palabras. Por eso, cuando algún paciente estaba muy mal, no llamaban a Anastacia. Se encariñaba con ellos y luego, si algo pasaba, le era difícil a la rubia afrentarlo. Algo que debía superar en ese año que le quedaba de estudios-Sí me permites mi opinión, he conocido a Grace este tiempo y es una mujer muy fuerte que no dejará de luchar en ningún momento, eso te lo puedo asegurar. Y menos si tiene a alguien tan importante como tú en su vida-expresó luego de algunos momentos de reflexión, mientras observaba a la señora durmiendo con serenidad. Sonrió dulcemente, esa señora tenía mucho por que luchar y Ana sabía que no se daría por vencida.

Entonces recordó que lo que él había dicho antes de que ella comenzará a hablar. Bajó la bolsa por un momento y llevó una mano a su frente. No estaba hinchado como al principio y cuando pusiera la crema en su casa, entonces, seguro la hinchazón seguiría bajando. Suspiró y volvió a poner la bolsa en su frente, ya no sentía el dolor que había sentido al principio y eso la aliviaba, además que le hacía pensar coherentemente y medir sus palabras-Soy Anastacia. Un nombre algo antiguo, pero así me llamó-comentó extendiendo su mano en el típico gesto de presentación, para estrecharla con él, volviendo su mirada al chico, que aún estaba sonriendo lo que le hizo sonreír a ella-¡Vaya! Realmente sonríes mucho, eso es bueno. Hasta una risa falsa es buena para la salud-comentó recordando algunas cosas que había aprendido. Sacudió ligeramente la cabeza y la ladeó infantilmente, riendo-Lo que quiero decir es que tienes una sonrisa bonita y que la gente debería sonreír más-se dio a entender mientras sacaba un momento la bolsa, ya que le estaba quemando por no moverla, para luego volverla a poner sobre su frente.
avatar
Anastacia H. Sttorm
RE
RE

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De visita [Parker]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.